Jeff Sessions fue interrogado por el equipo de Robert Mueller, el fiscal especial que investiga el ‘Rusiagate’

By on January 23, 2018
Durante varias horas el fiscal general Jeff Sessions se sometió al interrogatorio de los investigadores que dirige Robert Mueller por la supuesta colusión de la campaña de Donald Trump con Rusia para perjudicar a Hillary Clinton. La portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores, confirmó la información a The New York Times y detalló que el encuentro fue la semana pasada. Se trata de la primera vez en la investigación que se sabe que un miembro en funciones del gabinete de Trump ha sido indagado. La investigación de Mueller no solo hace pesquisas en la posible coordinación entre agentes rusos y la campaña de Trump, sino que también investiga si presidente obstruyó a la justicia al despedir a James Comey, ex jefe del FBI, en mayo de 2017. Comey era quien encabezaba la investigación sobre el llamado ' Rusiagate'. El despido de Comey fue, en parte, por recomendación de Sessions supuestamente debido a cómo el ex jefe del FBI manejó la investigación sobre el uso que Hillary Clinton hizo de un servidor de correos privado cuando era secretaria de Estado. En buena medida, la creación de la oficina de Mueller se debe a que al inicio de la gestión de Trump, Sessions se recusó de todo lo relacionado con el ‘Rusiagate’, luego de que se supiera que no informó al Senado durante su confirmación para el cargo de sus contactos con el embajador ruso, Sergey Kislyak, durante la campaña 2016. Tras la inhibición de Sessions y el despido de Comey, todos los asuntos vinculados con el trabajo de Robert Mueller los lleva el segundo de Sessions, el vicefiscal general, Rod Rosenstein. La recusación en marzo de 2017 de Sessions de las pesquisas provocó una crisis en el gobierno. Meses después Trump dijo que de haber sabido que se recusaría de esa investigación no lo hubiera nominado para el puesto. Según informó el periódico neoyorquino, el presidente incluso trató de impedir que lo haga. La oficina de Mueller también citó para que de testimonio al ex jefe de esrategia de Trump, Stephen Bannon. Además trascendió que los investigadores del fiscal especial quiere interrogar al presidente y que el equipo legal del mandatario ha tratado de que no suceda. En caso de no poder evitarlo, según reportes, los abogados evalúan cómo estrechar los límites de esa entrevista y si, por ejemplo, Trump podría dar respuestas escritas. Por las pesquisas del fiscal especial ya hay cuatro personas cercanas a Trump con cargos. El exjefe de campaña, Paul Manafort y su exasociado de negocios, Rick Gates, ambos imputados por conspiración contra Estados Unidos, lavado de dinero y por actuar como agentes de un gobierno extranjero. Además, el exasesor de política exterior de campaña, George Papadopoulos, y el ex asesor de Seguridad Nacional de Trump (que duró unos 20 días en el puesto) admitieron haber mentido a los investigadores del FBI, por lo que están acusados de cargos criminales. Los republicanos en general y el presidente en particular han hecho movimientos y declaraciones públicas para minar la credibilidad de la investigación de Mueller. Además de esas pesquisas, hay cuatro más en curso en diferentes comités del Congreso.
UA-47237912-1