Cuidados de la perra después de la cirugía de esterilización

By on October 10, 2018
La esterilización es una de las operaciones quirúrgicas más frecuentes. Te damos unos consejos sobre los cuidados a seguir para la recuperación de la perra después de la cirugía de esterilización.
Se conoce como esterilización a los métodos que anulan la fertilidad, como los fármacos. Sin embargo, la castración es sin duda alguna el método más habitual y una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en mascotas.
¿En qué consiste la operación para esterilizar a la perra?
La castración es una intervención segura de la que se recuperan con rapidez, a no ser que haya habido alguna complicación. Se trata de una intervención quirúrgica muy habitual en las clínicas veterinarias. A la perra se le practica una ovariohisterectomía canina bajo anestesia general, es decir, se le extirpan quirúrgicamente los ovarios y el útero haciendo una pequeña incisión en el abdomen. Finalmente, se cosen los cortes interiores con puntos de sutura que se absorben (se eliminan solos) y la incisión externa. Esta cirugía ha evolucionado y hoy en día apenas se nota la cicatriz. Si todo transcurre con normalidad, lo habitual es que la operación se realice por la mañana y ese mismo día por la tarde la mascota vuelva a su casa. Tras la operación quirúrgica, se debe vigilar a la perra durante unos días y seguir unos cuidados especialesdurante su recuperación, siempre respetando las indicaciones del veterinario.
Cuidados postoperatorios de la perra
Consultar al veterinario cualquier duda Cuando recojas a tu perra, consulta con el veterinario cualquier duda que tengas sobre los cuidados postoperatorios y llévala a casa lo antes posible. Ayuda a tu perra con los obstáculos que pueda encontrar por el camino (bajar del coche, escaleras...), ya que puede hacer movimientos torpes debido a los efectos de la anestesia. Se debe tener mucho cuidado con los gestos que puedan rasgar la incisión. Preparar el sitio Prepara un lugar cómodo y limpio para su recuperación, con una temperatura adecuada. Es imprescindible mantener la higiene para evitar posibles infecciones en la herida. Vigilar la orina Es importante que tu mascota orine lo antes posible para eliminar correctamente la anestesia. Evitar que se lama la herida Durante la cicatrización, les puede picar ligeramente la herida, por lo que tienden a lamerla o rascarse. Es importante evitar esto porque podrían arrancarse los puntos de sutura y abrir la herida, con serias consecuencias. Además, la saliva contiene enzimas con efecto antiséptico pero también bacterias, por lo que podría infectarse la herida. Si el veterinario le ha puesto un collar isabelino o cualquier otra medida protectora, no se lo retires. Limpiar la herida El veterinario te indicará qué pautas debes seguir para limpiar, desinfectar y proteger la herida. Lo más recomendable es limpiarla desde dentro hacia fuera con movimientos suaves, de modo que se retira la suciedad y se evitan infecciones en la cicatriz. Medicamentos Además, el veterinario también te indicará qué medicamentos debes suministrar a tu perra y con qué frecuencia (analgésicos, antibióticos...).
UA-47237912-1