By on May 1, 2015

Recorta tu cuenta de alimentos, ¡sin tener que recortar cupones!

No necesitas una bola de cristal para saber cuándo es el momento de abastecerte de  ciertos alimentos. Conociendo los ciclos de liquidación de los supermercados, que en general son cada 12 semanas para muchas de las principales categorías de alimentos, y otros descuentos especiales, puedes hacer acopio de productos y recortar la cuenta a la mitad sin tener que recortar cupones, dice Teri Gault, fundadora y CEO de TheGroceryGame.com. Pero si usas cupones, Gault dice que según sus cálculos se puede ahorrar, en promedio, hasta un 67%. ¿El secreto? Compra y almacena los productos preferidos que tu familia consume en tres meses, de modo que nunca tengas que pagar el precio completo. Sigue leyendo para descubrir cómo maximizar tus ahorros valiéndote de estrategias inteligentes y saber en qué momento comprar 10 categorías de alimentos. Baja el costo de los productos caros 1. Carnes y aves Suelen ser los productos más caros de la lista de compras, pero pueden conservarse durante meses en el congelador. De modo que acopia aves, chuletas, carne para asar, costillares, filetes y costillas cuando encuentres ofertas con al menos un 50% de descuento. Gault congela porciones del tamaño de una comida para que se mantengan frescas y sea más fácil cocinarlas. Las aves y la carne para asar se pueden congelar hasta un año y las costillas, los filetes y las piezas de pollo se mantienen bien durante nueve meses. Las carnes frías fileteadas también se pueden congelar durante uno o dos meses si están bien selladas. Lo mismo sucede con el pollo asado, que se puede conservar hasta cuatro meses. 2. Quesos Cuando encuentres ofertas de quesos con hasta el 57% de descuento, aprovecha para comprar tus favoritos. Los quesos duros en trozos y sin abrir, como el cheddar o el parmesano, se conservan hasta seis meses en la heladera. Los quesos en fetas y rallados pueden congelarse hasta cuatro meses. Para conseguir el mejor precio por onza, compra quesos en trozo, rállalos en casa y congélalos. Puedes descongelar cualquier queso congelado poniéndolo en el refrigerador cuando desees utilizarlo, pero ten en cuenta que el congelador puede cambiar su textura y formar grumos, por lo que es mejor usarlos para cocinar que para comer. 3. Aceites y alimentos gourmet Cuando veas un buen descuento en aceites artesanales costosos, en general con descuentos del 44 al 62%, aprovéchalos. Pero resiste la tentación de comprar todo lo que hay en el estante. Compra solo lo que vayas a usar en dos años como máximo y así podrás tener un buen aceite de oliva. El aceite vegetal y algunos aceites de semillas tienen una vida útil aún más corta. Observa las “fechas de vencimiento” y compra la cantidad que vas a usar. Conservarlos en la despensa es lo mejor para la mayoría de los aceites. Pero se puede extender unos meses más si se ponen los envases abiertos en el refrigerador. Si compras algunos productos gourmet para tu receta favorita, como por ejemplo corazones de alcachofa, alcaparras o aceitunas, es una buena idea aprovechar a comprarlos cuando están a precio reducido. En envases sin abrir se conservan, al menos, dos años, pero hay algunos que pueden mantenerse en la despensa hasta cinco años. 4. Frutos secos El precio de las almendras, nuez pecana, avellana y otros frutos secos puede ser muy alto. Cuando encuentres una oferta (a mitad de precio), pon lo que no vayas a comer de inmediato en el congelador durante un año en el envase cerrado. Si haces compras a granel, guárdalas en una bolsa plástica resistente con cierre superior o en bolsas selladas al vacío. Está pendiente para encontrar esas ofertas ocasionales 5. Productos para repostería La mayoría de los productos para repostería están con descuentos, a menudo muy marcados, cerca de las fiestas. Y una liquidación anual es, realmente, todo lo que se necesita para la mayoría de los ingredientes. Algunos, como el azúcar, nunca se ponen en mal estado. Es absolutamente necesario conservarlos en envases herméticos en un lugar fresco y seco y se puede prolongar la vida útil de cualquier producto que no contenga aceite o levaduras congelándolo. 6. Galletas saladas especiales Son otro hallazgo estacional. Los descuentos suelen estar vinculados a las fiestas, cerca de 45%. Planifica tus compras con antelación para poder ofrecerles a tus invitados un bocadillo gourmet en cualquier momento. Las galletas saladas tienen una vida útil en la despensa de 6 a 9 meses y se mantienen crocantes hasta un año si se conservan en el congelador en envases herméticos. 7. Jarabe de maple Es raro que haya liquidaciones de este producto, y el máximo descuento que puedes encontrar es de cerca del 40%. Se conserva sin abrir durante un año en el refrigerador, pero se puede pasar a envases herméticos de vidrio y congelarse indefinidamente.
UA-47237912-1